5 ideas que te ayudarán a comprar menos ropa... y comprar mejor!

Comprar menos para comprar mejor... ¡Cómo si fuera tan sencillo! A estas alturas, si algo tenemos claro es que no necesitamos excusas para dar rienda suelta a nuestro deseo perpetuo por llenar nuestros armarios con ropa sin historia. Sí. De esa que abandonaremos a la temporada siguiente, venderemos en webs de segunda mano o dejará de interesarnos en tiempo récord -si no se deshace antes en algún lavado-. ¿Y sabes por qué? Porque llevamos tan interiorizado que comprar nos ensalza - lo podéis ver al detalle en nuestro anterior post sobre las compras de moda sostenible- que no se nos ha ocurrido pensar que otra opción es posible... ¡Y lo es!

Según el último estudio de la OCU el 58,64% de los españoles afirma tener más de 35 prendas en su armario, mientras que el 38,51% indica tener más de 50 prendas. ¿Suficientes o demasiadas? Depende de cómo y para qué hayamos comprado esas prendas. Es decir, si lo hemos hecho conscientemente, preocupándonos por la procedencia, la calidad de los tejidos, su fabricación, patrón y diseño... sabemos que habremos invertido en una prenda que nos empodere y que hable de nosotras -es, básicamente en lo que más empeño pongo en mis piezas, por ejemplo, en que sacan la mujer que somos- y que no nos cansaremos de verla en nuestro armario porque tampoco nos cansaremos de utilizarla. 

Pero esta actitud tan 'racional' no es lo habitual. Lo normal es que sintamos esa necesidad de caer en la inercia de la compra innecesaria de ropa. 

La compra de moda aumenta cada año pero el uso de las prendas ha disminuido a la mitad, y el 40% de la ropa nunca llega a usarse

MODA EMOCIONAL versus MODA RACIONAL

No necesitas decenas y decenas de piezas de ropa, solo elegir mejor, siguiendo unos parámetros y liberándote de otros; pero ¿Lo sabes? No. No lo sabemos, Tenemos tan asociado el concepto de consumir moda rápida a bienestar emocional, que no nos damos cuenta del coste que nos supone ambiental, emocional, personal. 

La compra compulsiva de moda está directamente relacionada con nuestros estados de ánimo -en el menor de los casos- .

 

De hecho, 7 de cada 10 compradores online reconocen haber comprado productos por impulso, siendo este impacto mayor entre los más jóvenes. 

Cómo te hace sentir comprar ropa 

Cuesta combatir ese ansia de tenerlo todo que nos han inculcado y ese ímpetu de consumismo desmedido de ropa; sobre todo en el caso de las mujeres, que nos ponemos mayor presión sobre la necesidad de estar guapas, ideales y a la moda.  De hecho, la compra compulsiva de moda esta relacionada directamente con nuestros deseos de: sentirnos más seguras, más guapas, más especiales, sentirnos aceptadas, queridas, deseadas, envidiadas, respetadas... ¿Seguimos? 


Porque esto da para reflexionar... 

  • No compras moda, te premias
  • No adquieres una prenda, sino un reconocimiento 
  • No buscas lo básico para que perdure, sino aquello con que llenar tu ego - y ya sabemos que el ego es agotador-
  • No puedes aguantar sin poseer algo nuevo, te sientes empoderada pero solo durará un instante. Es una sensación puramente fugaz. 


¿Te sientes así? Pues este es el efecto de una compra emocional

5 claves para comprar mejor 


  1. Compra a largo plazo.  Elige ropa que dure, que sea especial, que permanezca en el tiempo y que saque lo mejor de ti. A veces significa gastar más en una sola pieza pero una prenda fabricada localmente, de km0, o firmada por una marca de moda éticamente responsable te va a dar garantías, no solo de calidad, sino de responsabilidad por el entorno y por tu forma de consumir. Debemos dejar de refugiarnos en las compras, acumulando piezas sin sentido que sabemos que solo cubren espacio emocional.
  2. ¿Sabes que puedes tener un armario TOP con tan solo 33 piezas? Prueba... Empieza a introducir piezas básicas, versátiles, que puedas combinar y usar de diferentes maneras. Y añade cuatro esenciales que marquen la diferencia:  nuestra camisa kint, un buen abrigo, una americana elegante y espectacular y unos pantalones comodisimos , Estarás lista para cada día.
  3. Compra consciente y deja de adquirir ropa por distracción. No hagas de tu compra un sustituto emocional era tapar tus estados de ánimo. Tómate tu tiempo: fíjate en los tejidos y huye de las prendas fabricadas con materiales de alto impacto medioambiental. Por ejemplo el algodón convencional, que consume mucha agua y productos químicos; o textiles sintéticos. Rechaza tambiñen  marcas que no traten bien a sus trabajadores 



Apostar por piezas básicas y tonalidades neutras que no pasan de moda (jamás te arrepentirás)

.

4.-Reajusta tu armario,. Esta parte me encanta: antes de comprar valora lo que tienes.. De hecho se dice que compramos más ropa que hace 10 años y la usamos un 36% menos. De hecho, haremos un post para que sepas hacerlo ¿Te parece buena idea? 

5.- Opta por las colecciones cápsula. Ahora están más vigentes que nunca, Piezas exclusivas y evita las compras compulsivas. Sé consciente de las consecuencias de comprar ropa nueva en términos de consumo de recursos naturales, generación de residuos y contribución al cambio climático. 


Aprender a comprar mejor no es un cambio de actitud es un adentrarte en un nuevo concepto de vida, de la forma que tenemos de relacionarnos y entender la moda.
¿Cómo consumes moda? 

"El 80% de las compras que realizamos son emocionales; el resto, racional"